jueves, 27 de enero de 2011

NOCHE DE MIER... COLES

Recuerdo con mucha añoranza y cariño las sabias palabras que mi abuelita solía decir: “lo que hagas los primeros días del año… eso harás durante todo el año”.

Hoy esas palabras parecen cumplirse proféticamente en nuestro cada vez alicaído futbol peruano. La noche de ayer era la mejor oportunidad para la reconciliación con la fanaticada peruana que asistió masivamente al viejo fortín blanquiazul, con la intención de borrar el papelón que realiza la selección peruana Sub 20, en un torneo de la categoría organizado por nosotros mismos.

Más de 35 mil almas abarrotaron las graderías del Alejandro Villanueva, así como casi todo el país se dio su tiempo para ver el debut de Alianza Lima frente a un “desconocido” Jaguares de Chiapas mexicano, por la primera fase de la Copa Santander Libertadores. Todos tenían aun en la retina la exquisitez futbolística que mostro el equipo grone en la edición anterior de este torneo internacional y se pensaba que algo de eso se volvería a ver en este año. Que ingenuos somos los peruanos, lamentablemente nada de ello existe ya! Con un futbol práctico y una dinámica asfixiante, clásica del futbol mexicano, los Jaguares derrotaron por dos goles a cero al displicente y timorato cuadro de Alianza Lima.

PRIMER TIEMPO
Las expectativas por ver al cuadro blanquiazul en su versión 2011 y a sus rimbombantes refuerzos copaban las dimensiones del estadio de la victoria. Es así que a la salida del equipo al campo de juego, el recibimiento por parte de la hinchada fue apoteósico a más no poder.

Minuto 3: El inicio de las acciones nos mostro a un equipo de Jaguares que vino a proponer su futbol en el campo de juego tal como lo había advertido su director técnico, el profesor José Guadalupe Cruz. Esto empezó a desesperar al cuadro local que en su intento por recuperar el balón apeló al juego fuerte, teniendo como consecuencia la salida tempranera del peligroso delantero visitante Jackson Martínez de las filas del Jaguares quien recibió un golpe en el tobillo por parte del recio volante intimo Edgard Gonzales.

Minuto 9: A pesar del dominio visitante, Alianza Lima dio la primera clarinada de alerta. Un tiro libre rasante cobrado por Henry Quintero en el sector derecho del ataque blanquiazul, es bien recibido en el centro del área grande por parte de Roberto Ovelar que la manda por encima del travesaño. Casi! Casi!

Alianza trataba de equiparar las acciones al hilvanar jugadas por su sector derecho con Paolo De la Haza (que fungió de marcador), Henry Quinteros y Jean Tragodara quienes por momentos daban más de un dolor de cabeza a la zona defensiva de Jaguares. Arriba Roberto Ovelar se movía por todo el frente de ataque mientras que Hernán Peirone era una rémora y estorbaba algunas acciones que el “búfalo” Ovelar iniciaba por el sector izquierdo. Vale decir que esta zona extrañó a horrores en el medio campo la velocidad y buen toque del pequeño Joel Sánchez, marginado del equipo estúpidamente por los mandamases blanquiazules. El Sánchez (Alexander) que lo remplazo, como tantas veces nuevamente volvió a decepcionar.

Minuto 19: Nuevamente el estadio aliancista estuvo a punto de gritar el gol. Tiro libre desde el medio campo que es cobrado por Quinteros, quien mete un pase largo al área grande de la visita. Tragodara que entra como una tromba por el medio, mata el balón con el pie derecho e intenta con el izquierdo sombrear al portero Gerardo Ruiz quien de manera elástica y bien ubicado se queda con el balón. Sin lugar a dudas fue la más clarita del partido hasta ese momento.

Las acciones ya estaban equiparadas, el gol rondaba en ambas áreas. Mientras que la defensa de Jaguares lograba controlar con facilidad al golpeado Ovelar y al timorato Peirone (otra estafa para el futbol peruano). Damián Manso, Jorge Rodríguez y Antonio Pedraza (ingresó por Martínez), hacían lo que querían con el confundido Edgard Villamarín que se olvido de jugar al futbol, el asustado Christian Ramos que antes que “sombra” parecía un fantasma y el pasado de revoluciones Leandro Fleitas quien más estaba preocupado en cuidarle las espaldas a un improvisado De la Haza. Esa zona posterior era cualquier cosa menos una zona defensiva.

Minuto 34: Roberto Ovelar (para variar) sale lesionado y es remplazado por el intermitente Cristofer Soto que para ser sincero no da la talla para estas lides. Es así que la zona de ataque de Alianza se vuelve una incógnita, ya que ni Peirone, ni Soto eran sinónimo de peligro.

Minuto 36: Para una muestra, un botón. Cuando el campo ya se inclinaba a favor de Jaguares, un contragolpe por el sector derecho de Alianza señala lo que sería la última oportunidad de gol para el cuadro local en este primer tiempo. Sánchez recupera un balón en el medio campo y se la juega por la derecha al recién ingresado Soto, este avanza hasta el área contraria y se la toca a Tragodara quien saca un centro preciso para la cabeza de Peirone (que ni cabecear sabe) y solo ante el arquero Ruiz pifia el balón que es buscado en última instancia por Sánchez pero antes llega la mano salvadora del portero mexicano. Otra oportunidad desperdiciada.

Es muy conocido en el argot futbolero el adagio “Goles que no haces, goles que te hacen”… El dominio del cuadro mexicano empezaba a verse a lo largo y ancho del campo de Alianza Lima. De los pies del zurdo Damian Manso, el diez de Jaguares, nacían los ataques visitantes por derecha, por el centro y ni que decir por la izquierda de la zona defensiva del cuadro íntimo que era una mazamorra de nervios.

Minuto 41: El cuadro mexicano da una cátedra de futbol moderno. Desde su zona defensiva a un solo toque salen jugando de forma horizontal, lo increíble es que ningún jugador de Alianza se atrevió a cometer siquiera una falta para detener el letal ataque. Jaguares sale jugando desde el sector izquierdo de su defensa (nadie los detiene), cambio de frente para la derecha del medio campo (solo miran los aliancistas), balón al centro del campo para Rodríguez (Tragodara intenta detenerlo pero Rodríguez se ayuda con la mano, nuevamente nadie reclama la falta). Rodríguez hace una diagonal hacia la izquierda dejando desairado a Tragodara que intenta recuperarse y se la toca para Manso que entra por el centro del área blanquiazul. Quinteros, Fleitas y Ramos siguen a Manso pero con los ojos, este se pone “bravo” y en una pared milimétrica se la devuelve a Rodríguez que entra velozmente al área aliancista tocando el balón para Pedraza que le gana la posición al negro Gonzales. Pedraza sin marca alguna y con el arco a su disposición de sutil toque marca el primero de la noche. Aunque debió detenerse la jugada por la mano de Rodríguez, GOLAZO DE JAGUARES!!!, por la concepción de la misma.

Minuto 44: Con el cuadro intimo al borde del colapso y buscando respuestas a su inoperancia, el dominio azteca ya era total. El asfixiante pressing que Jaguares ejercía en el campo aliancista, hacia que los íntimos se replieguen y es así que De la Haza ante la pegajosa marca de Pedraza busca apoyo en el portero Salomón Libman quien la revienta a cualquier parte. El balón es recuperado por Hernández quien de cabeza se la toca rápidamente a Manso que se encontraba ahora por el sector derecho de la zona de ataque mexicano, se saca fácilmente la marca de Tragodara y entrando en diagonal al área blanquiazul mete un pase mordido a pie cambiado a Pedraza ante la displicencia de Villamarín que solo faltaba que lo aplauda. Pedraza le gana la posición a Ramos y este demostrando una preocupante falta de recursos mete la mano deliberadamente. PENAL A FAVOR DE JAGUARES!!!

Minuto 46: Ante el silencio generalizado del estadio de Matute, el uruguayo Jorge Rodríguez volante de avanzada de Jaguares, con tiro de zurda hacia el palo izquierdo de Salomón Libman consigue el segundo gol de la visita. Gol que de seguro servirá de mucho a los mexicanos para su clasificación por primera vez a la fase de grupos de la Copa Santander Libertadores.

SEGUNDO TIEMPO
La parte complementaria del encuentro no mostro absolutamente nada novedoso. Jaguares con dos goles a favor y de visita que al final vale el doble, se dedico a rotar el balón teniéndolo en su poder el mayor tiempo posible.

Alianza Lima mostrando insalvables falencias en todas sus líneas, buscaba más con el corazón y buena actitud descontar en el marcador, algo que actualmente en el futbol ya no sirve para conseguir resultados positivos.

Minuto 72: Otra pelota parada a favor de Alianza Lima, esta vez por el sector izquierdo del ataque blanquiazul. Junior Viza (ingreso por Quinteros) mete una pelota complicada al área chica del portero Ruiz que con golpe de puño peligrosamente lo deja boyando en el área grande. Soto se llena de pelota y no lo puede controlar, Leonardo Castro (ingreso por Peirone) en dos instancias pretende vencer al buen portero Ruiz quien con mucha calidad, reflejos y buena ubicación logra salvar su valla.

Minuto 74: Respuesta inmediata de Jaguares. Damian Manso de tiro libre directo casi vence al arco de Salomón Libman. El balón pasó besando el parante izquierdo.

Minuto 91: Como no podía ser de otra manera, el equipo visitante llevaba el ritmo del encuentro. Con un futbol rápido y toques en primera bien servidos para el compañero mejor ubicado, Jaguares jugaba a voluntad ante un lento rival blanquiazul que ya se había entregado. Por eso no extrañó que el cuadro mexicano en los minutos finales del encuentro estuviera a punto de conseguir el gol de la clasificación. Como toda la noche Tragodara pierde un balón en el medio campo, se lo gana Pedraza, este se lo lleva de corbata a Ramos y centra el balón al sector izquierdo donde entraba solito Manso quien a boca de jarro dispara al arco aliancista siendo esta vez bien bloqueado por el portero Libman.

Para la anécdota queda la mejor performance que mostro el colombiano Leonardo Castro que con un solo pie es de lejos mejor que el argentino Peirone.

El tiempo y los resultados darán fe si la dirigencia blanquiazul obra bien en este Alianza Lima versión 2011. En el tintero quedan preguntas como ¿De quién fue la genial idea de “congelar” a Joel Sánchez que hoy se dejo extrañar por la zona izquierda del medio campo aliancista?, ¿Por qué acepto el DT Gustavo Costas a Peirone como “refuerzo” este año, si ya lo había tachado el año pasado? ¿Tan difícil es para los dirigentes traer jugadores de la calidad de Manso o Rodríguez?

En definitiva, como mi abuelita solía decir: “Lo que mal comienza… mal acaba”.

2 comentarios:

lalinka dijo...

Súper triste por el papelón de Alianza.. :(

Rober Akosta dijo...

Felicitaciones Juan Lozano,quizás el momento que te tocó vivir te hizo pensar que nunca sería el momento preciso. El arrinconar borradores y hojas arrancadas de cuadernos se estaban haciendo en ti en una costumbre no deseada y lamentablemente casi forzosa. Espero que eso haya sido el motivo de crear este blog; la necesidad de recrearnos con memorias propias, de representar recuerdos que no posees. Es tu tiempo, es tu espacio en que cada párrafo nos presentarás de manera consecutiva en los que la experiencia de crear y publicar deja de ser un deseo postergado.